¿Puedo comenzar mi sepultura sin nombrar heredero?

   Sin duda que puede. Nada más terminado el proceso de Registro, al acceder a su sepultura, se le preguntará si desea  nombrar heredero o dejar su sepultura abierta. Si no desea nombrar heredero en ese momento y prefiere hacerlo para más adelante, deje su sepultura abierta. Podrá nombrar heredero en cualquier otro momento.

¿Qué significa dejar mi sepultura abierta?

   Significa que cualquier persona que encuentre su sepultura en nuestro cementerio, podrá entrar en ella libremente. Tal como usted la ideó, tal se verá y nadie jamás podrá modificarla ni descargar su contenido tras su fallecimiento. La única limitación de la misma, serán las carpetas que usted no quiera compartir durante su construcción y que deberán tener un plazo limitado de apertura tras la declaración de su fallecimiento. Todas las carpetas cerradas, a  los 20 años desde el último acceso a la sepultura, serán abiertas sin excepción. En los casos de sepultura abierta, se recomendará nombrar uno o varios  albaceas, cuya única misión será comunicar la fecha de defunción del propietario para cumplir fielmente los plazos de apertura de las carpetas cerradas, si las hubiere. Una sepultura abierta puede ser cerrada a posteriori por su propietario nombrando heredero.

¿Pueden los invitados o mi heredero descargar mis fotos?

   Sí. Desde la carpeta que se quiera descargar, se le enviará un mail a la persona que la solicitó, con un acceso directo a la descarga del contenido. En estos casos no se visualiza ni se da acceso al resto de la sepultura, sólo a la carpeta predeterminada.

¿Puedo invitar a amigos y familiares a visitar mi tumba?

   Sí.  Desde el panel de control de su sepultura puede crear una lista de invitados. A todos ellos se les enviará automáticamente una invitación dónde se les facilitará un nombre de usuario y una contraseña para que la visiten cuanto la deseen. Los invitados no pueden modificar nada y sólo pueden visitar las partes compartidas de la sepultura. Esta lista de invitados se extingue al fallecimiento de su propietario.

¿Qué diferencia hay entre el registro gratuito y el de pago?

   En el gratuito, usted ya puede tener su sepultura gratis. Con todos los extras, incluido crear su árbol genealógico. La única limitación es que tendrá un espacio máximo de 2 Gygabytes para guardar sus datos. Mientras no pase de ese tamaño, podrá disfrutar de su sepultura para siempre. El registro de pago, es para tener un espacio ilimitado. Usted puede subir durante el primer año todo lo que estime necesario. Sólo deberá renovarlo anualmente si va a continuar subiendo datos y sólo por 9,99 € al año. Si no es así, el primer año ya puede tener su sepultura ilimitada, terminada y para siempre. Se puede renovar cuando lo desee.

¿Puedo dejar mi testamento en mi sepultura?

   Sí. Tanto en el caso de testamento abierto como ológrafo, podrán ser guardados en su sepultura. Con independencia de la existencia del documento original, es recomendable firmar digitalmente dicho documento.

¿Pueden mis herederos cobrar por las visitas a la documentación de mi sepultura?

   Sin duda. Cualquier contenido derivado del trabajo intelectual, artístico y profesional en general, como memorias inéditas, libros, relatos, confidencias, fotos, reportajes, videos, películas, partituras, canciones, planos, proyectos de ingeniería, patentes, etc....tiene perfecta cabida en su sepultura. Los herederos podrán cobrar a los visitantes tanto por la consulta como por las descargas. Si lo hacen a través de nuestra Web, se les cobrará un porcentaje por los gastos de gestión. Toda esta documentación podrá ser protegida con marca de agua cuando se solicite.

¿Puede mi heredero modificar carpetas no compartidas?,

   Sí. El heredero, como nuevo propietario, puede modificar toda la sepultura a su antojo, incluso eliminarla. Y todo ello sin pagar ningún tipo de mantenimiento: heredar es gratuito. Dejar la sepultura abierta evita que esto suceda.

¿Cómo se hereda?

   A la muerte del propietario, sólo el heredero podrá promover desde su panel de control una declaración de fallecimiento. Al cabo de dos semanas, y tras un proceso comprobatorio interno y riguroso, se procederá al cambio de titularidad. El nuevo propietario podrá entonces elegir entre dos opciones.

    1)  Dejar la sepultura como está y nombrar el siguiente heredero. Sólo pagará si quiere añadirle nuevos datos y seguir con su mantenimiento en el futuro. En este caso sólo serán 9,90 € al año.

   2) Declarar la tumba abierta. Después de inspeccionarla y hacer las modificaciones que crea pertinentes, la puede declarar como abierta. Desde ese instante, si lo desea, se desliga de su gestión, aunque seguirá siendo su último propietario. Cualquiera podrá acceder entonces a la sepultura, libremente, para visitarla.

 ¿Puedo establecer la fecha en que mi sepultura será abierta?

   Sí, pero sólo en los supuestos de sepultura abierta. Se puede establecer particularmente carpeta a carpeta. En todo caso, si nada se especificó, se declararán todas abiertas a los 20 años desde la última visita del propietario a su sepultura.

 ¿Qué ocurre si una sepultura no se llega a heredar?

   Puede darse el caso en que al fallecimiento del propietario, el heredero no reclame la sepultura. Si esto tiene lugar, durante los 10 años siguientes al último acceso a la sepultura, cualquier ascendiente y descendiente, podrá reclamar su propiedad, demostrando su parentesco con el propietario. Y por línea colateral, lo podrán hacer de igual modo hermanos, tíos y sobrinos. El procedimiento seguirá las normas estipuladas en la Web. Si al cabo de esos 10 años nadie reclama su propiedad, se procederá a declararla tumba abierta.

   Sí se puede. Cualquier propietario puede crear una cripta, para compartir espacio con familiares o amistades. Tras ponerle un nombre a la misma, por ej:  "Familia Ramos Magallanes", será el Administrador de la cripta y  podrá añadir los miembros que así lo deseen. Sólo compartirán un mismo espacio previo a la entrada de cada sepultura; el llamado espacio-cripta, cuyo encabezamiento será el nombre de la misma y a sus pies reposarán todas las sepulturas que contiene. Cualquier propietario que desee estar en la cripta, debe tener el consentimiento del Administrador, pero puede abandonar la misma en cuanto lo desee. El cargo de Administrador de la cripta se hereda con la sepultura de quien la creó. Si el heredero del Administardor desea declarar la tumba abierta, debe previamente ofrecer este cargo a cualquier otro propietario o heredero enterrado en la misma; y si nadie lo aceptase, nadie podrá entonces añadirse a la cripta por falta de Administrador.

 ¿Se puede crear una cripta o agrupación familiar?

   Sólo se permite un heredero por razones obvias de gestión instrumental informática. Es por tanto que desde está Web, recomendamos a todos los propietarios que en caso de hacer documento de Herencia, dejen un sólo heredero o gestor de su sepultura digital. En todo caso esta Web se rige por la legislación civil española, la cual permite más de un heredero para suceder cualquier patrimonio familiar, incluido el digital. Desde ese punto vista, se mantendrá el criterio de un único heredero, salvo aquellos casos particulares dónde un documento de  herencia notarial o sentencia judicial nos obligue a lo contrario y tengamos incluso que hablar de usufructo digital. Ante los vacíos legales existentes sobre la regulación del Patrimonio digital de las personas, esta Web ira actualizándose al paso de la legislación presente y futura.

 ¿Puedo dejar más de un heredero?

   Sí que puede. Inicialmente podrá ambientar su sepultura en el antiguo Egipto, en la Grecia y la Roma clásica, en la cultura Wikinga etc....Con el paso de las meses las posibilidades de edición serán profundas y espectaculares.

 ¿Puedo personalizar mi sepultura a mi gusto?

   No es obligatorio, pero sí recomendable. Es un modo de presentar a los invitados, herederos y generaciones futuras, el rostro del creador de la sepultura, comentando en vida, cualquier cosa que quiera destacar de su existencia, de la estructura de su sepultura o de cualquier otro tema de su interés. Se puede omitir al entrar en la sepultura.

 ¿Es obligatorio el video de recibiemiento a mi sepultura?

   Es sin duda el lugar más seguro del mundo para guardar todos sus datos para siempre. La llamada "nube" no es más que cientos de servidores, físicos y virtuales, dedicados a conservar y proteger sus datos, creando copias de seguridad diarias para garantizar que jamás pierda un sólo byte de información. Guardar todas sus datos en discos externos, dvds, ordenadores personales o unidades Nas y otros medios digitales, ya es obsoleto e incluso poco recomendable por la continua rotura y fallos técnicos en  este tipos de  soportes.

 ¿Es seguro subir toda mi vida digital a la nube?

   Se protege a través de la nueva ley de protección de datos (LOPD 2018), que prevé todo un armazón jurídico que garantiza la confidencialidad de los datos que se desean preservar y que regula los protocolos a seguir para la cesión, uso, publicación, derecho al olvido y consentimiento, a la hora de regular el patrimonio digital personal. Las condiciones para el consentimiento se han fortalecido, y las empresas ya no podrán usar términos y condiciones indescifrables repletos de jerga legal, ya que la solicitud de consentimiento debe darse en una forma inteligible y de fácil acceso. El propósito es que sea tan simple y rápido retirar el consentimiento como darlo. La nueva legislación prevé sanciones importantes para los incumplimientos de la misma.

 ¿Cómo se protege la confidencialidad de mis datos?

Micementeriodigital.com. 2019

Preguntas y respuestas

   Mientras sean heredados, pertenecerán a su familia y estarán gestionados conforme a su última voluntad. Desde el instante en que su sepultura pase al estado de tumba abierta, pasarán a reposar para siempre en nuestro cementerio, que sin ser propietario de los mismos, será el responsable de velar por la permanencia de éstos, para conocimiento de sus descendientes y cualquier interesado en conocer su existencia, que es el fin esencial de este cementerio digital: dar testimonio de su vida.

 ¿Qué pasará con mis datos cuando yo ya no esté?